Cartografía de Galicia (primera parte)

mercator hond - Cartografía de Galicia (primera parte)La historia de la cartografía de Galicia, como la de otros países, refleja el progresivo conocimiento que sobre su territorio han tenido tanto los cartógrafos del país como los extranjeros. Además, su evolución es paralela al desarrollo de los avances científicos y técnicos, al progreso en los procedimientos de medición, en el conocimiento sobre la forma de la Tierra, etc. Refleja, también, entre otros, procesos territoriales, sociales, políticos, económicos, culturales y artísticos.

El conjunto de documentos cartográficos antiguos sobre Galicia, aún sin conocer en su totalidad, es amplio, pero puede ser mostrado a través de una selección de aquellas piezas más representativas de su evolución. A través de la secuencia de documentos gráficos podemos comprobar cómo es frecuente la copia sistemática y rutinaria de unos autores por otros. El progreso en la representación cartográfica se produce cuando la voluntad de corrección de errores lleva a dibujar un nuevo mapa o a realizar un levantamiento. El proceso se caracteriza, consecuentemente, por fases de dibujado o levantamiento, difusión impresa y, en muchas ocasiones, plagio, al que a veces se añaden modificaciones o distorsiones.

En los documentos cartográficos más antiguos, Galicia aparece siempre inserta en conjuntos territoriales más amplios. Sin embargo, desde finales del siglo XVI nos encontramos con documentos cartográficos  en los que se representa aisladamente bien un parte, bien la totalidad de Galicia.

Una buena muestra de cartografía antigua gallega debe contener necesariamente alguno de los ejemplares de las cartas náuticas de Waghenaer insertas en las diversas ediciones del Spieghel der Zeevaerdt, así como el mapa Descripcion del Reyno de Galicia de Hernando de Ojea, publicado en Amberes en la edición de 1603 del atlas Theatrum Orbis Terrarum de Abraham Ortelio. Ambos son documentos clave del inicio de la cartografía de Galicia. El mapa de Ojea es posteriormente corregido y reproducido en múltiples ocasiones, perdurando hasta la segunda mitad del siglo XVIII. A este grupo de documentos corresponden los mapas publicados por Hondius, Janssonius y Blaeu a lo largo del siglo XVII, generalmente insertos en atlas y corografías, acompañados de textos descriptivos del territorio representado. La cartografía náutica refleja cambios más rápidos y en las cartas de Dudley, Theunisz o Voogt resulta más difícil encontrar influencias de documentos anteriores.

En la cartografía territorial, la aparición de un segundo modelo se produce con la publicación del Neptune  François en 1693, cuyas cartas náuticas serán realizadas para modificar la representación de la costa gallega. Sin embargo, la ausencia de la nueva información sobre el interior de Galicia lleva a adaptar la información preexistente a la nueva forma exterior. Desde este momento será casi general la adopción por la cartografía tradicional de las líneas establecidas por la cartografía náutica. Esta afirmación podemos corroborarla con los mapas de Cantelli de Vignola, Fer o Nolin.

(Extracto del texto introductorio del tomo XII del Proyecto Galicia, \”Cartografía de Galicia\”, de Gonzalo Méndez Martín)

Comparte este post

Carriño da compra
Scroll ao inicio
Scroll to Top