La Semana Santa en Galicia

unknown - La Semana Santa en Galicia

La Semana Santa en Galicia está tan hondamente arraigada en el sentir popular como es desconocida por un gran número de gallegos. Esa es la razón que movió a Hércules de Ediciones a elaborar un proyecto que aglutinase la esencia de las tradiciones que se conservan en la Comunidad relativas a la Cuaresma y a la Pascua y recogiese así toda la riqueza cultural que emana de ellas. La obra, titulada La Semana Santa en Galicia, desgrana en tres volúmenes y más de un millar de páginas las principales manifestaciones culturales de la Semana Santa gallega con fotografías espectaculares y las aportaciones de historiadores, investigadores, escritores, cronistas y cofrades.

A Coruña, As Ermidas (O Bolo), Baiona, Cangas, Ferrol, Fisterra, Lugo, Ourense, Paradela (Meis), Pontevedra, Santiago, Tui, Vigo y Viveiro, cada localidad con sus peculiaridades, dan buena muestra del resurgimiento de esta tradición en Galicia. En un recorrido por sus páginas, el lector se traslada a procesiones que pasan por estrechas calles empedradas en las que se impone el silencio y el redoble de los tambores sonando al amparo de la tenue luz de las velas, y los ofrecidos caminan a paso lento expresando con recogimiento su devoción.
También gracias a esta obra se tiene la oportunidad de conocer a fondo costumbres que rodean a la Semana Santa gallega que están siendo recuperadas y otras que ya se han perdido descritas por el antropólogo del Museo do Pobo Galego, Clodio González Pérez. Además, se realiza un recorrido por todos los pasos que salen en cada localidad desde el Domingo de Ramos al Domingo de Pascua, y en un intento de facilitar al lector un calendario de fechas y actividades realizadas en Semana Santa, al final de cada capítulo dedicado a una localidad, se encuentra una lista orientativa de las principales procesiones y representaciones litúrgicas que se realizan en el tiempo de la Cuaresma.

Leyendas y costumbres
Tras el tiempo de Carnaval, el Entroido, tiempo de desenfreno, trasgresión e inversión de valores, llegaba la Cuaresma y el ayuno y las privaciones hacían su aparición. Como rezaba la copla: Adeus martes de Entroido, / adeus, meu amiguiño, / hasta domingo de Pascua / non comerei máis touciño. Asociadas a este período existían multitud de creencias, leyendas y tradiciones que en su mayoría se han perdido, como la de que durante la procesión del Domingo de Ramos nadie podía quedarse dentro de la iglesia, y si era una mujer la que lo hacía se consideraba que era una “meiga”. El Viernes Santo era el único día en el que se saludaban todos los vecinos, aunque se llevasen mal y después no se hablasen el resto del año.
Una de las leyendas más extendidas de esta época del año era que las golondrinas se consideraban animales sagrados, y por eso nadie se atrevía a destruirles los nidos de barro que hacen debajo de los balcones y otros lugares de las casas, por ser ellas las que aliviaron el dolor de Cristo cuando estaba clavado en la cruz, arrancándole con el pico algunas espinas de la corona.
Otra costumbre la llevaban a cabo los jóvenes la noche del sábado al domingo y consistía en poner ramos de flores en las ventanas o en los balcones de las chicas que pretendían o que les gustaban, del mismo modo que se hacía también el primero de mayo. También se quemaban, en algunas localidades, personajes simbólicos, muñecos, que representaban a la Cuaresma, “que aunque era santa no le gustaba a nadie”.  Esta tradición tiene su origen en ritos antiguos, anteriores al cristianismo y relacionados con el cambio estacional (el 21 de marzo se produce el equinoccio de primavera), con los que el hombre intentaba propiciar el fin del invierno y la llegada del buen tiempo, adecuado para la floración y la fructificación de las plantas y la reproducción de los animales.

pacc81gs - La Semana Santa en Galicia

Comparte este post

Carrito de compra
Scroll al inicio
Ir arriba