«Pasé de la 48 a la 36 solo cambiando hábitos»

[vc_row css=\”.vc_custom_1442846960462{padding: 0px !important;}\”][vc_column][vc_column_text]Pie de Foto/Créditos: María Corbacho/Cabalar
[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row][vc_column width=\”1/4\”][vc_column_text]

Lunes, 12 de Enero de 2015

MARIA VIDAL | Publicado en La Voz de Galicia

[/vc_column_text][vc_btn title=\”Enlace a la Noticia\” style=\”flat\” shape=\”square\” size=\”sm\” i_icon_fontawesome=\”fa fa-external-link\” link=\”url:http%3A%2F%2Fwww.diariodenavarra.es%2Fnoticias%2Fmas_actualidad%2Fsociedad%2F2015%2F07%2F05%2Fsufres_por_ser_down_sino_por_las_ataduras_que_pone_gente_238070_1035.html||target:%20_blank\” add_icon=\”true\”][vc_btn title=\”Sobre el libro\” style=\”flat\” shape=\”square\” color=\”primary\” size=\”sm\” align=\”center\” i_icon_fontawesome=\”fa fa-book\” button_block=\”true\” add_icon=\”true\” link=\”url:http%3A%2F%2Fherculesediciones.com%2Fproduct%2Fhaz-click-y-vive-sano%2F||\”][/vc_column][vc_column width=\”3/4\”][vc_column_text]

A María Corbacho (Zaragoza, 1991) un comentario desafortunado de su sobrino le cambió la vida. Pasó los siguientes dos años aprendiendo a vivir de manera saludable. En el camino perdió 50 kilos. Ahora quiere contar en su libro Haz click y vive sano lo que le hubiera gustado que le contaran a ella.

-¿Por qué hacer dieta tiene tan mala fama?

-Lo mío no fue una dieta, fue un cambio de vida, y mucha gente lo que quiere es cambiar su cuerpo sin buscar el motivo por el que está pasado de peso. Primero hay que hacer clic, y mucha gente se mete en dietas milagro sin haber hecho ese cambio en su cabeza, y por eso muchas veces no funciona.

-¿Qué es a lo que más te ha costado renunciar?

-He incluido todo lo que hacía e incluso más cosas, porque tenía una alimentación malísima, y jamás he renunciado a nada ni por adelgazar ni por cambiar estos hábitos de vida.

-Pero, confiesa, ¿comes comida basura?

-Sí, dentro de la vida sana también hay comidas trampa, no es tanto como parece, pero sí hay épocas de estrés y comes más que cuando estás relajado.

-¿Pides pizzas o al chino?

-En este sentido tengo suerte, porque vivo con mi padre, que es cocinero también, así que nunca hemos tenido ese hábito de pedir comida, pero esas ganas sí que las he tenido cuando vivía con mi hermana y ella sí que pedía. Pero en el momento de adelgazar, cuando tenía 50 kilos más, fue muy fácil. Por muchas tentaciones que pasaran por mi lado mi cabeza estaba muy firme, quería conseguirlo.

-¿En cuánto tiempo perdiste 50 kilos?

-Dos años hasta perder todo lo que quería y ahora llevo ya un año y medio manteniéndome.

-¿Por qué ha merecido la pena?

-Sobre todo por mi salud. Con 18 años casi no podía andar más de 10 minutos, los análisis me daban fatal, me dolía mucho la cabeza, la espalda. El cambio en calidad de vida ha sido impresionante, luego lo del cuerpo ya es secundario. Yo necesitaba tener fuerza vital con 15 años porque parecía una abuela de 90. Este es el cambio más significativo. Luego de mirarme al espejo y quererme pero eso ya pasó desde el minuto uno.

-¿Eres más feliz ahora que antes?

-Ahora soy más feliz porque estoy más sana, pero no por haber bajado 50 kilos, sino por haber conseguido ser una persona saludable, tener unos hábitos buenos e incluso lo más tonto, que puede ser pasear con mi perro una hora.

-¿Qué queda en tu cuerpo de la María de antes?

-Mi cuerpo es el mismo, pero ahora es la mitad de lo que era antes. Sigo manteniendo estrías y flacidez pero no pasa nada, a través del blog y del libro le digo a la gente que no pasa nada. Lo que yo tengo, aunque haga mucho deporte, es complicado, a no ser que corte ya no se va esa flacidez, y las estrías obviamente no se van.

-¿Te planteas pasar por el quirófano?

-Por ahora no, tengo 23 años, algún día seré madre y no creo que sea el momento. Pero el mensaje es que la gente se aleje de los cuerpos perfectos, de las revistas, las personas somos así, tenemos nuestras imperfecciones y tenemos que querernos con ellas. Son, como digo yo, heridas de guerra.

-¿Antes de comprar algo, lees las etiquetas de los productos?

-Antes bastante más que ahora, yo llevo casi cuatro años con esto, y más o menos ya te lo vas sabiendo, pero al principio sí que miraba más que nada los ingredientes más allá de las calorías, que sea lo más natural posible, pero no digo ?si lleva esto ya no lo compro?.

-Con todo lo que sabes de nutrición bien podían convalidarte la carrera

-Ojalá. Soy una persona muy curiosa y me gusta saber del tema, y así ha salido el libro. Ahora estoy intentando sacarme el título porque quiero trabajar de esto con todas las de la ley, porque con el blog puedo llegar a más gente, pero con el tiempo quiero llegar a ser coaching nutricional, hacer un seguimiento de un cambio de un estilo de vida.

-¿Cómo se siente uno al pasar de una talla 48 a una 36?

-Como antes, pero el no poder ir a una tienda a comprar, que parece una tontería, a las personas jóvenes nos afecta mucho.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Comparte este post

Carrito de compra
Scroll al inicio
Ir arriba