«Mis libros tienen mensajes, pero más para los padres que para los niños»

Jueves, 22 de noviembre de 2018

Francisco Albo | Publicado en La Voz de Galicia

En la librería monfortina Agrasar se presentará el sábado -a las 12.00 horas- el libro infantil ¿A manchas o rayas?, de Estefanía Padullés, recién publicado por Hércules de Ediciones. El acto comprenderá un taller de dibujo. Natural de la provincia de Barcelona, la autora vive desde hace seis años en Paradela.

MN22C2F2 212429 300x168 - «Mis libros tienen mensajes, pero más para los padres que para los niños»

-¿De que trata este libro?

-Es la historia de unos animales de piel manchada que viven en una selva y otros de piel rayada que viven en la selva de enfrente. Se temen entre ellos, pero al conocerse se dan cuenta de que no había motivo para eso y que no tenía ningún sentido. Me preocupa esa temática, el racismo y el rechazo a lo diferente, pero en mis libros lo que intento siempre es contar aventuras simplemente para que los niños disfruten, sin moralejas ni aprendizajes.

-¿Pero intenta también transmitir mensajes?

-Mis libros tienen mensajes, pero son más para los padres que para los niños. En cuanto a los niños, lo que pretendo es que las historias les gusten y que se lo pasen bien. Pero a la vez intento proporcionar a los padres una herramienta para transmitir valores y ayudar al aprendizaje. Por ejemplo, mi primer libro, El deseo del gato Klops, aborda cuestiones como la autoestima y el consumismo. Mi anterior obra, Max y Lea, habla de cómo vencer el miedo a la oscuridad. Pero ya digo que lo que busco ante todo es que los libros resulten atrayentes para los niños. Y también que se aficionen a la lectura y se hagan lectores. A mí la lectura me influyó muchísimo y me dio capacidades como persona, y quiero ayudar a que también sea importante para los demás.

-¿Cómo se plantea la relación entre la imagen y el texto, siendo a la vez escritora e ilustradora?

-Cada autor tiene su propio método, pero en mi caso lo primero que surge siempre son los dibujos. Primero me pongo a dibujar algo que me atrae o me apetece. En el caso de este último libro, quería dibujar selvas y leopardos. Me pongo a dibujar y a medida que lo hago, los dibujos me sugieren las historias y las voy escribiendo. El punto de partida son siempre los dibujos y lo textos van apareciendo después. Para los dibujos suelo utilizar lápices acuarelables y acuarelas. Lo hago todo a mano. Intenté utilizar herramientas digitales, porque es más cómodo y más moderno, pero no me acabaron de transmitir lo que buscaba.

-¿Qué le llevó a dedicarse a la literatura infantil y a la ilustración?

-Empecé a dedicarme a esto cuando me vine a vivir a Galicia. Yo me formé como bióloga, pero en determinado momento busqué un cambio de vida y quise instalarme en un entorno rural. Escogí Paradela porque me atrajo mucho el paisaje, no por tener aquí raíces familiares. Al cambiar de lugar de residencia cambié también de ocupación y me interesó dedicarme a dibujar y escribir para niños. Siempre estuve dibujando, pero no le veía muchas salidas, a no ser para realizar ilustraciones científicas. Después descubrí los álbumes ilustrados, me pareció que tenían muchas posibilidades expresivas y decidí probar.

-¿Hay otros autores de este tipo de literatura que le sirvan como referente?

-En cuanto al dibujo, me atraen especialmente los trabajos de la artista francesa Rébecca Dautremer, que ha ilustrado Alicia en el país de las maravillas y otras obras. Me gusta muchísimo cómo trata los colores. Como autores de textos, me interesa mucho el diálogo con los niños que llevan a cabo escritores como Roald Dahl o Michael Ende.

Comparte este post

Shopping Cart
Scroll to Top
Scroll to Top